Alberto Fernández, a empresarios: “¿Alguien les pidió un centavo para hacer obra pública?”

Alberto Fernández, a empresarios: “¿Alguien les pidió un centavo para hacer obra pública?”

El Presidente destacó en el cierre del coloquio de IDEA “la calidad institucional” que se defendió durante su Gobierno. Además, exhibió números vinculados con la recuperación de la economía, el crecimiento de la industria y la mejoría en el campo laboral.

El presidente Alberto Fernández destacó ante influyentes empresarios “la calidad institucional” que defiende su Gobierno y señaló que durante su administración no hubo prácticas de espionaje, no se utilizó a los organismos oficiales para presionar a las empresas ni se pidieron contrapartidas para la contratación de obras públicas.

“Yo desafío a los empresarios: en este gobierno, ¿alguien les pidió un centavo para hacer pública? ¿Alguien les pidió algo? ¿Alguien los mandó a espiar? ¿Alguien usó la AFIP para que se metan en las empresas de aquellos que nos critican?“, preguntó el Presidente al hablar en el cierre del 58° Coloquio empresarial de IDEA en la ciudad de Mar del Plata.

“Los desafío porque su respuesta va a ser no. Y este es un valor enorme de la calidad institucionalidad”, añadió.

https://www.instagram.com/reel/CjtqmPIvnWF/?utm_source=ig_web_copy_link

La recuperación de la economía

El Presidente mostró gráficos y enfatizó que hubo “una reactivación de la economía” tras la caída por la pandemia y destacó que “el nivel actividad creció 7,4% en de junio 2022 respecto de 2019”.

Para explicar “semejante crecimiento”, Fernández enumeró algunas actividades y ejemplificó que la construcción “de agosto de 2022 respecto a agosto de 2021 creció 7,3%”, hubo “récord de producción de gas” con un crecimiento del 18%, y del petróleo “del 52% de año a año”.

“Nunca vimos restringida nuestra energía y tuvimos los dos días de mayor demanda de gas y petroleo”, resaltó el mandatario, y expresó que “Argentina tiene que aprovechar sus ventajas energéticas para dejar de lado las discusiones estériles y los discursos cargados de odio”.

Refirió que la industria automotriz “creció un 88,5% en septiembre de 2022 respecto de septiembre de 2019”, es decir antes de la pandemia, y “las exportaciones a fines de junio fueron de casi 60 mil millones de dólares y a fin de año alcanzarán los USD 90 mil millones, sin contabilizar los servicios”, porque “con ambos serán casi USD 100 mil millones, récord en la historia argentina”.

Foto Alejandro Moritz
Foto: Alejandro Moritz

Presentando otro gráfico, Fernández también remarcó que la industria nacional “tuvo los mayores niveles de producción de los últimos seis años” y manifestó que hubo “una recuperación de la industria nacional, con 27 meses creando empleo registrado y que supera en 92 mil puestos de trabajo respecto a diciembre de 2019, en tres años de Gobierno, de los cuales dos fueron de pandemia”.

En ese sentido, indicó que “la creación de puestos de trabajo desde julio 2020 fue de 1,3 millones, de los cuales 400 mil fueron empleos formales privados”, y recordó que “en el segundo trimestre 2022 la tasa de inversión fue del 22,3%, la más alta de los últimos 29 años”.

“La Argentina alcanzará (en 2023) tres años seguidos de crecimiento del PBI”, destacó el presidente.

El jefe de Estado evaluó además que la inflación “es un problema enorme que viene de hace muchos años” y que es “un tema que debemos resolver”, aunque aclaró que “viene paulatinamente descendiendo”, y se esperanzó en que ese decrecimiento “se consolide”, porque conteniéndola se van a generar “mejores expectativas”.

Foto Alejandro Moritz
Foto: Alejandro Moritz

El mandatario suscribió a la idea de “garantizar una mejor distribución del ingreso, que los salarios no se diluyan con la inflación” y “garantizar una sociedad con mejores ingresos para los que trabajen” para tener una comunidad “más igualitaria, que no es poca cosa” y que es “muy necesaria”.

Para Fernández, “hay una oportunidad para la Argentina de reconstruirse, en un mundo que ha cambiado sustancialmente”, y puntualizó que “es una enorme productora de alimentos, lo que el mundo demanda” y tiene “las variantes energéticas” de lo que se pide, como “gas en Vaca Muerta, hidrógeno verde en el sur, litio en el norte y cobre en Los Andes”.

“¿Cómo no nos damos cuenta en aprovechar este momento?”, se interrogó, y pidió por “dejar las discusiones” y dedicarse “a construir un país, a sacar los discursos muchas veces causados de odio”.

Foto Alejandro Moritz
Foto: Alejandro Moritz

El mandatario afirmó que “se puede mirar el futuro con optimismo” tras la pandemia de coronavirus y consideró que “Argentina es un modelo de resiliencia”.

Asimismo, Fernández sostuvo que el gobierno de Mauricio Macri “fue una gran desilusión y dejó una economía desarticulada”.

Por otra parte, afirmó que Argentina “es una sociedad con cicatrices que no debe volver a lastimarse”, y consideró que su postura “para muchos será débil”, pero se trata del Jefe de Estado que “enfrentó a la pandemia, la negociación con el FMI, consiguió las vacunas y afronta las consecuencias de la guerra” entre Ucrania y Rusia.

Foto Alejandro Moritz
Foto: Alejandro Moritz

NEME PIDIÓ EMULAR LOS PROYECTOS DE JULIO ARGENTINO ROCA Y JUAN PERÓN

El secretario de Planificación del Desarrollo y la Competitividad Federal, Jorge Neme, pidió emular los proyectos de los presidentes Julio Argentino Roca y Juan Domingo Perón, al exponer el 58° coloquio de IDEA realizado en Mar del Plata, donde ante los principales empresarios del país disertaron también la titular del PRO, Patricia Bullrich, el diputado nacional Javier Milei y los economistas, Roberto Lavagna y Carlos Melconian.

“El Ejército como actor principal de la integración territorial, la vinculación con el mercado mundial, en el caso de (Julio Argentino) Roca, y el desarrollo industrial, científico tecnológico y los derechos sociales con el General (Juan Domingo) Perón”, indicó Neme.

Luego de destacar el rol de estos Gobiernos en términos históricos, Neme dijo que hay que dar lugar al surgimiento de “un nuevo liderazgo” que sea expresión de “un nuevo proyecto” que promuevan la inversión, la innovación y las exportaciones para llegar con bienes y servicios a la mayor cantidad de los 8.500 millones de habitantes del mundo y extraer la renta necesaria para que los 48 millones de argentinos vivan dignamente.

En este marco, planteó que los empresarios deben “liderar” junto a los sindicatos, a los hombres y mujeres de la ciencia y la tecnología y los gobernadores “un nuevo proyecto de desarrollo para superar la grieta que es la expresión cruda de la crisis que padece la Argentina”.

Asimismo, destacó el rol de los gobernadores como actores fundamentales del desarrollo productivo, al considerar que los mandatarios “son actores de la política que están muy lejos de ser esos señores feudales, como muchas veces se los define con liviandad, y son los que despliegan en el interior las herramientas creativas y las capacidades para sostener la economía de las eventuales crisis que atraviesa el país”.

Los encuentros fueron por separado, en distintos almuerzos y salones a los que solo podían asistir quienes auspiciaron este tradicional encuentro que volvió a Mar del Plata de manera presencial.

Según pudo reconstruir Télam a partir de los relatos de los participantes, en el caso de Roberto Lavagna, destacó la lucha por la hegemonía económica entre los Estados Unidos y China en la cual “Argentina debe tener una inclusión inteligente, ya que pertenece a un mundo (occidental y democrático) pero la demanda viene de la nación asíatica”.

Sobre si es necesaria una política de shock, para estabilizar la economía, Lavagna consideró que “si, en un comienzo, pero acompañada por medidas que incrementen la actividad porque sino el ajuste por el ajuste mismo no alcanza” para equilibrar las cuentas públicas.

En otro salón, Carlos Melconian, titular del IERAL, apuntó a la necesidad de “una profunda reforma fiscal y laboral” para crear condiciones para las inversiones que motoricen la economía.

También advirtió que “si durante 80 años en 10 tuviste inflación cero, y en 70 tuviste un promedio de 67%, excluyendo las híper, fácil no es”, completó el titular del IERAL, la casa de estudios de la Fundación Mediterránea.

Quien habló a la salida del almuerzo fue Patricia Bullrich quien apuntó a “la necesidad de reducir aún más el déficit fiscal” que el año que viene tendría que llegar a 1,9% del PBI desde el 2,5% de este año.

“Estamos ante este desastre económico que estamos viviendo, con inflación al cien por ciento, con 20 tipos de dólares, así que hemos expuesto nuestro plan de estabilización y de nuestro modelo educativo con un cambio profundo. La Argentina necesita generar un (Domingo Faustino) Sarmiento 5.0 para salir de esta crisis educativa en la que estamos”, señaló la titular del PRO.

Por su parte, Javier Milei insistió con la necesidad de “una política de shock” que reduzca drásticamente la presión fiscal y el gasto público.

Según quienes asistieron al almuerzo, Milei “propuso una política de reducir el Estado al mínimo, libertad de comercio, y un solo tipo de cambio”.

Fuente: Télam

Compartir