CFK aseveró que “no es casual” el intento de golpe en Brasil y lo comparó con lo ocurrido en el Capitolio

La ex presidenta marcó paralelismos de lo que ocurrió este domingo en Brasilia con lo sucedido en 2021 en el Capitolio de Washington, en Estados Unidos, con seguidores de Donald Trump.

   

La vicepresidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner cuestionó tajantemente las violentas manifestaciones que se registraron este domingo en Brasil, donde cientos de personas ingresaron por la fuerza el Palacio presidencial, el Congreso y la Corte Suprema, y comparó lo sucedido con lo que ocurrió años atrás en Estados Unidos con seguidores de Donald Trump.

“Las imágenes de hoy en Brasilia replican con exactitud las imágenes del 06/01/2021 en el Capitolio de Washington. No es casual”, escribió la ex mandataria nacional al comenzar un hilo de mensajes en su cuenta de Twitter.

En ese entonces, los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio en un intento de impedir que se ratificara la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, luego de que el propio -hasta entonces- jefe de Estado pronunciara un discurso incendiario en el que les instó a marchar hacia el Congreso.

Los incidentes dejaron al menos cinco muertos y 140 oficiales de policía heridos, además de unas 900 personas que fueron detenidas en conexión con el violento alboroto que repercutió a lo largo del país y en todo el mundo.

“Los discursos del odio en medios de comunicación y redes sociales, la estigmatización del que no piensa igual, hasta querer inclusive suprimir su vida y la violencia son el signo contemporáneo de las nuevas derechas. No basta con el imprescindible repudio o la necesaria condena”, señaló este domingo Cristina Kirchner.

En este sentido, la ex mandataria argumentó que quienes creen “en lo nacional, popular y democrático”, deben “dar además un análisis profundo y descarnado frente a este fenómeno que más allá de la existencia de organizadores, financiadores y responsables (que siempre los hay) captura a segmentos de la población (inclusive algunos en contra de sus propios intereses económicos) para jaquear la democracia”.

“Confiamos en la experiencia de Lula da Silva para afrontar este verdadero desafío a la democracia del Brasil”, escribió la Vicepresidenta en su cuenta de Twitter.

Disturbios en Brasil

Eran las 15 de este domingo cuando miles de militantes afines a Jair Bolsonaro se congregaron frente al Congreso, el Palacio Presidencial y la Corte Suprema de Brasil para encabezar marchas en reclamo de la reciente asunción de Lula da Silva, el socialista que se impuso por una estrechísima diferencia al liberal.

No obstante, no pasaron ni minutos que los manifestantes comenzaron a agredir a las fuerzas públicas del orden, logrando avanzar hacia el interior y ejecutar la toma de los principales edificios de los 3 Poderes del Estado: Legislativo (Congreso), Ejecutivo (Palacio), y Judicial (Corte Suprema).

Esto desencadenó la condena por parte de varias figuras políticas tanto nacionales como internacionales. Fue tal la magnitud del conflicto que el mismísimo Lula, que se encontraba en Araraquara (San Pablo) evaluando los daños de las intensas lluvias, decretó la intervención federal de las fuerzas de seguridad en Brasilia.

Fue entonces cuando comenzó la represión: se vivieron intensos enfrentamientos entre los efectivos y los militantes, que se defendieron armados con palos. No obstante, las fuerzas de seguridad lograron recuperar el control del Congreso, del Palacio Presidencial y de la Corte Suprema.

Durante el arduo operativo, al menos 150 personas quedaron detenidas. Cabe destacar que Lula sentenció que “estos vándalos fascistas pagarán con todo el peso de la ley”.

Compartir