El celular del hombre que intentó asesinar a Cristina Kirchner es clave

El celular del hombre que intentó asesinar a Cristina Kirchner es clave

Se trata del brasileño Fernando Andrés Sabag Montiel. Ya está detenido y este será su futuro.

   

La causa judicial por el intento de homicidio de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, comenzó a tener las primeras medidas de prueba para intentar determinar si más personas participaron del hecho, además de Fernando Andrés Sabag Montiel, el acusado, fue sometido ya al examen médico legista que determinó que, en principio, estaría en condiciones de ser indagado patrocinado por un defensor oficial.

El acusado será trasladado hoy a Comodoro Py para que presente declaración indagatoria una vez que el juzgado cuente con los resultados de todas las medidas de prueba dispuestas, que incluyeron un allanamiento a su domicilio y otros lugares de interés para la causa.

En la sede del juzgado comenzó además a peritarse el teléfono celular del detenido y se analizaban todos sus mensajes y comunicaciones.

Por su parte, los testigos del hecho comenzaron a declarar ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal federal Carlos Rívolo, a cargo de la investigación. Se trata de militantes que estaban ayer a la noche frente al domicilio de Cristina Kirchner en Juncal y Uruguay y que vieron cómo Sabag Montiel se acercó hasta la vicepresidenta y le gatilló en la cara.

Uno de los testigos del hecho -llamado Javier- declaró que el hombre detenido -Fernando André Sabag Montiel, llegó a “gatillar dos veces” a escasos centímetros de la cabeza de la Vicepresidenta.

En declaraciones a la prensa en Tribunales luego de declarar en el juzgado, el testigo contó que “estaba formando parte del cordón” de militantes.

“Cristina viene hacia a mí, me acaricia y por la altura de arriba de mi hombro, veo que se asoma un brazo con un arma. Veo la figura del arma, pero no logro ver qué arma era. Retrocede y ahí yo me doy vuelta y lo agarro”, relató.

Al ser consulado sobre si el detenido le dijo alguna frase a la Vicepresidenta, contestó: “No escuché nada. Pero sí se escuchó que gatilló. Para mí, gatilló dos veces”.

Y luego relató: “No sé si Cristina se dio cuenta porque justo me doy vuelta porque veo el arma, giro hacia la derecha y lo agarro junto a otra gente. Varias personas se sumaron para agarrarlo porque en la vereda había varios. Lo agarramos y le decimos: ‘vos tenes un arma’ y él decía ‘no, no’; entonces lo tanteamos un poco y se le cayó el arma”.

“Apenas vemos que cae el arma, parte de los organizadores –del operativo militante de protección de la Vicepresidenta- se lo llevan mientras un hombre pisa el arma y la retiene allí”, explicó.

El perfil del atacante de Cristina
Fernando Andrés Sabag Montiel es un ciudadano de nacionalidad brasileña, de 35 años, que contaba con un antecedente por portación de armas no convencionales, fechado el 17 de marzo de 2021.

En sus redes sociales se presenta como “Fernando Salim Montiel”. Allí se pueden ver sus intereses y las páginas que sigue, muchas de ellas ligadas a grupos radicalizados o de odio. Sin embargo, sus perfiles fueron dadas de baja durante la madrugada.

Entre otras páginas, el sujeto sigue a varios sitios que se presentan como “logias” u “órdenes masónicas”. Entre otras, le ha dado like a páginas como “Comunismo satánico”, “ciencias ocultas herméticas” y “coach antisicopatas”. También hay otras que aluden a la creencia “Wicca”, una religión neopagana, a la que se le atribuye vínculos con la brujería y otras religiones antiguas.

También apareció dos veces en Crónica TV en las últimas semanas. En sus intervenciones, ante móviles del canal en la calle, apareció con fuertes críticas a los planes sociales y cuestionamientos a la clase política. También planteó la extradición de los extranjeros.

“Mi novia supuestamente tenía planes sociales, pero dejó de tenerlos porque no da sacar la misma plata que es de las personas”, afirmó a un periodista de la señal que se encontraba en Calle Corrientes a fines del mes pasado. El movilero luego consultó a su pareja, que vendía algodones de azúcar en la zona, quien mantuvo después un cruce con una beneficiaria social al aire. Según manifestó ella, los planes “fomentan la vagancia”.

Montiel realizó un descargo en Facebook esa fecha, el 23 de agosto. En ese posteo, cruzó las críticas que dijo recibir a partir de sus comentarios en los medios. “Que hagan la cuenta así dejan de hablar giladas, cada algodón de azúcar sale $300 y se venden 40 por día hagan la cuenta, es muy digno salir a trabajar de esto”, señaló.

Compartir