“Él quería matarla, pero lamentablemente no ensayó antes”

“Él quería matarla, pero lamentablemente no ensayó antes”

Con total impunidad, así se manifestó. Luego contó que “es un tipo violento, siempre se agarraba a piñas, todos le hacían bullying”.

   

En medio de la investigación por el intento de homicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, habló Mario, uno de los ex amigos del agresor de la ex mandataria. En diálogo con el programa de Georgina Barbarossa en Telefé, el hombre dio un repudiable testimonio en el que lamentó que Fernando André Sabaj Montiel, el principal detenido por el caso, no haya “ensayado” antes de querer concretar el delito.

“Yo creo que su intención original era matarla, sí. Pero lamentablemente no ensayó antes”, expresó Mario al referirse al hecho, con total impunidad.

Según su relato, él conocía a Fernando André Sabaj Montiel, aunque su apodo era “Tedi, el cristiano”, desde 2004, porque pertenecían a una “subcultura urbana”.

A la hora de describir el perfil de “Tedi”, mencionó que tenia una personalidad violenta, que “siempre se agarraba a piñas” y “aparecía moretoneado o con el labio hinchado”.

“Era el pibe al que todos le hacían bullying”, afirmó y dijo que era “el gordito marginado”.

También, en su relato aTelefé, Mario admitió que un día se encontró con el acusado en la parada de un colectivo y éste le contó que estaba yendo “a la villa a comprar un fierro”.

En un momento de la entrevista, el ex amigo del detenido sostuvo que, si Sabaj Montiel disparaba, a Cristina “la convertirían en mártir e iba a salir en los libros de historia y zafaría de todas las causas”, por lo que, expresó: “Menos mal que no le tiró”.

Quién es el agresor de Cristina Kirchner

El hombre que intentó asesinar a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, fue identificado como Fernando Andre Montiel Sabag, un joven de 35 años de nacionalidad brasileña que según dijo el ministro de Seguridad Aníbal Fernández llegó a la Argentina en 1993. Tras su detención, que se dio inmediatamente después del ataque, fue trasladado a una celda en una dependencia de la Policía Federal.

Montiel Sabag fue sometido ya al examen médico legista que determinó que, en principio, estaría en condiciones de ser indagado patrocinado por un defensor oficial. El hecho se investiga como “homicidio calificado en grado de tentativa”.

El ahora acusado apuntó con una pistola Bersa a la cabeza de CFK  en la noche de este jueves cuando la vicepresidenta regresaba del Senado a su casa en el barrio porteño de Recoleta, ubicado entre las calles Juncal y Uruguay. Se había mezclado entre la militancia y actuado cuando Cristina firmaba ejemplares de Sinceramente y saludaba a quienes se habían acercado a su domicilio. Tras acercarse a Cristina, le gatilló a centímetros de la cara, tal como muestran los diversos videos que registraron el episodio.

De acuerdo a la información que surge de la investigación, la pistola Bersa tenía 5 municiones en el cargador pero no tenía una bala en la recámara por eso el atacante no pudo cometer el magnicidio. Fuentes a cargo de la pesquisa indicaron que la pistola con la que llevó adelante el ataque era una pistola calibre 32 que en su base posee numeración parcial 250 y es “apta para el disparo”.

Compartir