Fernández adelantó “conversaciones” en el G20 por la guerra para “encontrar soluciones”

Fernández adelantó “conversaciones” en el G20 por la guerra para “encontrar soluciones”

El Presidente encabezó una conferencia de prensa ofrecida en la Embajada argentina en la capital francesa. “Nada hay más revolucionario en el presente que recuperar la paz”, remarcó.

   

El presidente Alberto Fernández aseguró que en la Cumbre del G20 en Indonesia, que se llevará a cabo la semana próxima, van a seguir “las conversaciones” sobre la guerra entre Ucrania y Rusia con el propósito de “encontrar soluciones” al conflicto que se desarrolla en el este de Europa, al concluir su gira por Francia, donde participó del Foro de París por la Paz.

Fernández dijo en una conferencia de prensa ofrecida en la Embajada argentina en la capital francesa, que “nada hay más revolucionario en el presente que recuperar la paz” y remarcó que “la verdadera revolución es alcanzar la paz en el mundo”.

La crisis mundial por la guerra en Ucrania

Para Fernández, el pedido de paz “no debe ser una propuesta de un país individual” sino una iniciativa más amplia, y por eso insisto en que la discusión salga del Hemisferio Norte y se traslade a todo el mundo”.

“Cuando participamos en el G7, además de Argentina, hubo representantes de la Unión Africana, India, Indonesia. La idea era decir que la guerra no era un problema de la OTAN con Rusia ni de Europa con Rusia, ni de Rusia con los Estados Unidos. Era un problema del mundo y el Hemisferio Sur estaba pasándola muy mal, en un escenario en el que la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) está preanunciando una hambruna que va a alcanzar a 300 millones de habitantes, que en su mayoría están en el Hemisferio Sur”, subrayó.

El mandatario insistió en la necesidad de que las partes involucradas en el conflicto no utilicen armas nucleares y no bombardeen centrales atómicas.

“Gracias a Dios con (el presidente de Francia Emmanuel) Macron nos entendemos muy bien. Confío que algún paso en ese sentido podamos dar en el G20. Pero ya no depende de nosotros dos. Está también de la voluntad de otros”, completó.

Fernández explicó que “cuando hablamos de tratar de recomponer una mesa de diálogo es parte de eso” y refirió que “el diálogo que hay que recomponer no es entre nosotros, es entre Ucrania y Rusia; y nosotros debemos ayudar a ese diálogo”.

En cuanto a las reuniones que mantuvo con el presidente galo indicó que “pudimos hablar de las cuestiones que nos preocupan como países, de las cosas que tenemos en marcha, los proyectos que tenemos como países”, y consignó que Francia “es un inversor importante en la Argentina y por lo tanto todas esas cuestiones las pudimos repasar”.

“Tenemos una mirada común sobre problemas que afectan a las mejores condiciones del desarrollo humano, temas vinculados al clima, al género, a la discriminación, a la paz, a los derechos humanos también”, repasó.

También tocaron los problemas vinculados a la guerra entre Ucrania y Rusia porque “es un tema que venimos planteándonos desde hace ya varios meses, desde el momento en que reclamé que por favor Europa entendiera que hay un hemisferio que es el Hemisferio Sur donde no vuelan las balas pero donde se padece el hambre” y “donde los efectos de la guerra son efectos muy dañinos”.

“Analizamos con el presidente Macron la situación actual del conflicto y la preocupación que tenemos y que tengo particularmente por la cuestión nuclear, por el uso de armas nucleares o por la posibilidad que de que se bombardeen centrales energéticas nucleares”, añadió.

Y explicó: “Le planteé la necesidad de que abordemos ese tema con atención, que trabajemos para garantizar que eso no ocurra”, para ir mañana a la Cumbre del G20 en Indonesia y “aprovechar la oportunidad de la presencia de otros líderes para seguir las conversaciones que hemos tenido nosotros dos”.

En el G20 Fernández se reencontrará también con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, y en el último diálogo telefónico que mantuvieron el mandatario argentino le planteó “cómo los efectos de la guerra estaban dañando a todo el mundo, no solamente a Europa, a Rusia y a Ucrania, sino que a la Argentina concretamente la guerra le costó 5.000 millones de dólares que debimos pagar de más como consecuencia del costo de la energía, de los fertilizantes y de los alimentos”.

Y le expuso “la necesidad de que de una vez por todas se revisen los sobrecargos que a nuestro juicio son mecanismos muy injustos que afectan a los países más castigados por las deudas y que en un caso como Argentina además es consecuencia de un endeudamiento absolutamente irresponsable que se tomó”.

“Ayer, hablando con Macron, le volví a plantear el tema de los sobrecargos. Le pedí que por favor Francia nos acompañe con el planteo, y también le llamé la atención con un tema que por ahí no todos advierten, que sobrecargos también está pagando Ucrania”, graficó.

Para el Presidente, “este es un muy buen momento para que, como Kristalina Georgieva ha dicho públicamente más de una vez, los programas sean revisados a partir de lo que ha ocurrido a partir de la guerra. Y seguramente será parte de la conversación porque será la continuación de esa conversación telefónica que tuve con ella, donde todos estos temas los hablamos”.

Sobre la Venezuela

Fernández y Macron también hablaron de Venezuela, y el mandatario argentino refirió que su par francés le propuso que, aprovechando la reunión del Foro por la Paz, “tratemos de volver a poner en marcha los mecanismos del Grupo del Contacto de los que Argentina es parte, y lo hicimos”.

En ese sentido contó que “ayer tuvimos una muy buena reunión con la canciller de Noruega (Anniken Huitfeldt), que ha hecho un trabajo que quiero destacar muy especialmente”.

Y amplió: “Pudimos estar el presidente de Colombia, Gustavo Petro, y escuchar las posiciones de la oposición venezolana y del representante del gobierno de Venezuela que viajó a París. Y creo que es un buen inicio para reiniciar las conversaciones y ver de qué manera podemos ir superando los escollos que ha debido enfrentar Venezuela para que rijan ya plenamente los derechos humanos y rija plenamente la democracia”.

“El objetivo es básicamente que los venezolanos encuentren una solución, contrariamente a lo que nos pasó en los años de (el expresidente estadounidense Donald) Trump, es no intervenir como países en Venezuela sino acercar a los venezolanos a que ellos encuentren una salida y en todo caso ser nosotros una suerte de garantes de los compromisos que se van asumiendo”, prosiguió.

“Si los venezolanos se ponen de acuerdo se van a dar cuenta las dos partes, una de las partes lo tiene más claro que la otra me parece, que las sanciones económicas no afectan centralmente al gobierno de Venezuela sino al pueblo de Venezuela”, remarcó.

Y criticó que las sanciones económicas “no son solo de los Estados Unidos, ayer mismo la Unión Europea prorrogó las sanciones a Venezuela”, con lo cual “necesitamos que todos revisen este tema y que las partes que están negociando, que son venezolanos, sean los que pidan fundamentalmente que le devuelvan a Venezuela los recursos que le han quitado”.

“Lo que espero es que tenga Estados Unidos la misma vocación que nosotros de que Venezuela recupere la convivencia democrática y la plena institucionalidad. Trabajamos para que en Venezuela ya no haya más denuncias por violaciones a los derechos humanos, ni más denuncias por proscripciones políticas”, concluyó.

Sobre las PASO

El jefe de Estado defendió el sistema de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), porque “fue una gran idea para abrir los partidos políticos y que no se convirtieran en un lugar cerrado de los dirigentes”.

Además, el jefe de Estado evitó pronunciarse sobre si se postulará a una relección en los comicios de 2023, al afirmar que los planteos que mencionan la posibilidad de su candidatura “son todas especulaciones”.

A poco de cumplirse un año del acto por el Día de la Militancia que se hizo en Plaza de Mayo, donde Fernández propuso una gran interna para definir los candidatos del Frente de Todos (FdT) para las elecciones de 2023, Fernández señaló que “eso es lo que creo”.

“La verdad es que creo que esa idea que tuvo Cristina (Fernández de Kirchner) de poner las PASO (en diciembre de 2009) fue una gran idea para abrir los partidos políticos y que no se convirtieran en un lugar cerrado de los dirigentes”, refirió el mandatario en conferencia de prensa en París, en la sede de embajada argentina en Francia.

“Yo valoro mucho, lo dije en aquel entonces, cuando la ley salió, y lo vengo defendiendo desde siempre”, agregó.

En cuanto a una posible candidatura por la reelección, Fernández remarcó: “Son todas especulaciones. Falta un año y no sabemos qué va a pasar de acá a un año”.

“Mi preocupación es que no vuelvan a ganar los mismos que pusieron a la Argentina de rodillas frente al mundo y hundieron a vastos sectores de la sociedad argentina en la pobreza y en la miseria y endeudaron a la Argentina durante generaciones”, en referencia al gobierno de Mauricio Macri.

“No quisiera que ellos vuelvan a gobernar Argentina y para eso haré todo lo que deba hacer para que eso ocurra, todo lo que deba hacer”, apuntó.

En ese sentido, el jefe de Estado coincidió con Fernández de Kirchner, quien al encabezar el 4 de este mes un plenario de la Unión Obrera Metalúrgica, en la localidad bonaerense de Pilar, aseguró que “iba a hacer lo que tenga que hacer para lograr que nuestro pueblo, nuestra sociedad, pueda organizarse en un proyecto de país que vuelva a recuperar la ilusión, la fuerza y la alegría de nuestra gente”.

Compartir