Se definirá en la Casa de la Moneda la creación de billetes de mayor denominación

Se definirá en la Casa de la Moneda la creación de billetes de mayor denominación

El Ministro de Economía se reunirá con el nuevo presidente de la Casa de la Moneda, con quien avanzará en un tema crucial para combatir la devaluación.

   

En los últimos días, uno de los temas que ha cobrado protagonismo en la agenda económica argentina es la emisión de billetes de mayor denominación. El billete de $1.000 apenas equivale a US$2,71 según el cambio del dólar “blue” en la última semana. Según informó Infobae, el Ministerio de Economía estaría considerando romper con un tabú kirchnerista y emitir billetes de $5.000 o incluso $10.000. La oportunidad para esta medida se presentará con el cambio de titular en la Casa de la Moneda.

El nuevo presidente de la institución, Ángel Mario Elettore, asume el cargo el martes y se reunirá el miércoles con el ministro de Economía, Sergio Massa. Tras este encuentro podría haber un anuncio para dejar atrás uno de los postulados de los gobiernos kirchneristas, que sostenían que emitir billetes de mayor denominación aumentaría la inflación, a pesar de los costos que genera para el Banco Central de la República Argentina, las empresas e incluso el medio ambiente, debido al transporte de una cantidad cada vez mayor de billetes.

El billete de $1.000 fue emitido hace poco más de 5 años y desde entonces ha perdido más del 90% de su poder adquisitivo. Actualmente, su valor no alcanzaría para pagar un billete de colectivo en algunas ciudades de Estados Unidos o para comprar un yogur con cereales en un negocio de la Costa Atlántica, tal y como lo evidenciaron en redes sociales. Además, un tuitero peruano señaló que el billete de mayor denominación argentino estaba a punto de valer menos que el billete de menor denominación peruano, lo cual es un indicativo de la crisis económica que atraviesa el país.En conclusión, el Gobierno argentino estaría considerando emitir billetes de mayor denominación para combatir la inflación y la devaluación del peso. Sin embargo, esta medida tendría implicancias económicas y ambientales que deberán ser consideradas antes de llevarla a cabo.

Compartir