El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner reducirá el gasto en importaciones energéticas en US$ 2.200 millones anuales

El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner reducirá el gasto en importaciones energéticas en US$ 2.200 millones anuales

El Gasoducto también facilitará al país un acceso a dólares y ayudará a aliviar la restricción externa.

   

La construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) está a punto de revolucionar la economía argentina. El gasoducto mejorará significativamente la provisión de gas natural para la industria y el consumo residencial, lo que se traducirá en un ahorro estimado de $2.200 millones en importaciones de energía y subsidios, según cálculos oficiales.

El director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher, ha señalado que “el gasoducto le dará a la Argentina la posibilidad de transformar su matriz económica, dado que en sucesivas etapas le permitirá un acceso a dólares que hoy no tiene”. En declaraciones a Télam, Letcher comparó el impacto del gasoducto con el de “dos complejos sojeros sumados”, ya que generará una gran cantidad de divisas una vez que su producción pueda ser transportada, distribuida y exportada sin los actuales cuellos de botella.

El Gobierno ha destacado la importancia de la creación del Fondegas (Fondo de Desarrollo Gasífero Argentino) para la construcción del GPNK, ya que los tres gasoductos que unen la Cuenca Neuquina con los grandes centros de consumo están prácticamente saturados. Esto significa que los productores de gas de dicha cuenca no pueden seguir incrementando su producción más allá de unos 5 a 6 millones de metros cúbicos diarios adicionales debido a la imposibilidad de evacuarla.

Con el GPNK, el Gobierno podrá desarrollar numerosas inversiones en actividad petroquímica, como la elaboración de urea, metanol, polipropileno y etileno, entre otros, lo que contribuirá significativamente a la agregación de valor de los recursos hidrocarburíferos.

En julio de 2022, se adjudicó la construcción del primer tramo del GPNK a la UTE conformada por las compañías Techint y Sacde. Para Letcher, el GPNK “cambiará la vida cotidiana de los argentinos, signada por dudas por el atesoramiento de dólares, los problemas con las importaciones, las tensiones cambiarias y posiblemente inflacionarias”.

Resumiendo, el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner es un proyecto de gran importancia para la economía argentina, ya que mejorará significativamente la provisión de gas natural y generará una gran cantidad de divisas, lo que ayudará a aliviar la restricción externa y la falta de dólares que actualmente padece el país.

Compartir