Erdogan confirma que Turquía redistribuirá el gas ruso hacia Europa

Erdogan confirma que Turquía redistribuirá el gas ruso hacia Europa

Frente a miembros de su partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), Erdogan subrayó que Turquía no tiene el “problema” que tienen otras economías de falta de suministro y altos precios, derivado principalmente de la guerra en Ucrania.

   

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, confirmó hoy que Ankara se convertirá en eje para la redistribución del gas ruso hacia terceros países, entre ellos los de Europa, una medida que podría representar un alivio para estas naciones ante la llegada del invierno.

“Crearemos aquí un nodo con el gas procedente de Rusia”, afirmó Erdogan en un discurso ante miembros de su partido en Ankara en el que recordó una reciente reunión con su homólogo ruso, Vladimir Putin, quien estuvo de acuerdo en que avance esta iniciativa para que Europa pueda acceder al gas ruso, informó la agencia de noticias Anatolia.

Frente a miembros de su partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), Erdogan subrayó que Turquía no tiene el “problema” que tienen otras economías de falta de suministro y altos precios, derivado principalmente de la guerra en Ucrania, según recogió Europa Press.

La semana pasada, Putin y Erdogan se reunieron en Kazajistán al margen de un foro regional donde hablaron sobre la posibilidad de redirigir hacia la región del mar Negro el gas que Rusia no puede suministrar por el gasoducto Nord Stream, creando en Turquía un centro de distribución.

Un día después de esa reunión, Erdogan dijo que “la ubicación más adecuada para ese centro de distribución” puede ser la región de Tracia Oriental, el territorio turco localizado en suelo europeo.

Allí llega actualmente el Turkstream, que según Putin es a día de hoy el gasoducto más fiable para las exportaciones.

Los gasoductos Nord Stream 1 y 2, que conectan Rusia con Alemania por debajo del mar Báltico, están en el centro de tensiones geopolíticas desde que Rusia cortó el suministro de gas a Europa, en una supuesta represalia contra las sanciones occidentales tras la invasión rusa a Ucrania.

A finales de septiembre se detectaron en ellos cuatro escapes que liberaron decenas de miles de toneladas de metano. Las fugas se dieron en pleno mar Báltico, frente a la isla danesa de Bornholm.

Rusia y las potencias occidentales se acusaron mutuamente de presunto sabotaje, pero tanto Estados Unidos como las autoridades rusas negaron cualquier responsabilidad en el incidente.

Un informe danés-sueco concluyó que las fugas fueron causadas por explosiones submarinas correspondientes a cientos de kilogramos de explosivos.

El anuncio de Erdogan se da un día antes de una cumbre de la Unión Europea (UE) en Bruselas en la que los líderes del bloque analizarán propuestas para enfrentar los aumentos de los precios de la energía, bajo presión por la proximidad del invierno y en medio de divisiones sobre las medidas a adoptar.

Compartir