La Justicia avanza en la búsqueda de autores intelectuales del atentado a CFK

La Justicia avanza en la búsqueda de autores intelectuales del atentado a CFK

Los investigadores apuntan a que detrás del intento de asesinado, podría haber instigadores

   

Asemanas del atentado contra la vicepresidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, la Justicia federal busca determinar si detrás del intento de asesinato, hubo autores intelectuales o instigadores distintos a aquellos que finalmente oficiaron de mano de obra.

Con la investigación amesetada en términos de resultados, los investigadores trabajan con total hermetismo sobre una serie de pistas aportadas por la querella, que está convencida que detrás del ataque fallido hubo instigadores que podrían tener nexos con la política.

Para la querella, los detenidos Fernando André Sabag Montiel y Brenda Ulliarte, procesados como coautores del intento de homicidio, y sus supuestos cómplices Agustina Díaz y Nicolás Gabriel Carrizo, son solo parte de la banda de “autores materiales”.

“Nadie puede pensar que esa banda planificó o ideó la autoría intelectual de lo que me hicieron”, resumió la propia Vicepresidenta semanas atrás cuando intervino en el juicio que se le sigue en la denominada causa vialidad.

Cabe destacar, que los cuatro detenidos por el caso ya fueron procesados: los procesamientos de Sabag Montiel, quien empuñó y gatilló una pistola frente a la cabeza de Fernández de Kirchner, están firmes porque no fueron apelados por sus respectivos defensores oficiales.

Distinto es el caso de Díaz, amiga íntima de Uliarte, y Carrizo, jefe de la denominada banda de los copitos: están procesados con prisión preventiva como supuestos partícipes secundarios del intento de magnicidio, pero esa decisión fue apelada por sus abogados defensores.

En ese contexto, la Cámara Federal porteña convocó para el próximo miércoles a una audiencia para escuchar a los defensores de Díaz y Carrizo, antes de resolver si confirma sus procesamientos con prisión preventiva.

Cuando los procesó, la jueza María Eugenia Capuchetti valoró una serie de conversaciones de WhatsApp en las que supuestamente quedaba evidenciados que tanto Díaz como Carrizo estuvieron al tanto de los planes magnicidas y hasta pudieron haber colaborado.

En tanto, los cuatro procesamientos dispuestos en la causa constituyen para los investigadores y para la querella el resumen de la primera parte de la investigación, aquella enfocada en el “primer círculo”, mientras que ahora los esfuerzos se enfocan en determinar si hay algo detrás.

Existen, en ese marco, líneas de investigación con datos muy sensibles que se trabajan en legajos reservados, según fuentes que explicaron que la filtración de cualquier dato podría frustrar la pesquisa.

Compartir