Patricia Bullrich quiere ser presidenta y dice que eliminará los ministerios de Educación y Salud

Patricia Bullrich quiere ser presidenta y dice que eliminará los ministerios de Educación y Salud

Además se mostró dispuesta a llevar adelante una reforma laboral y reemplazar las indemnizaciones por despido por “una cuenta de capitalización”.

   

Por Clarín.- La presidente del PRO, Patricia Bullrich, salió decidida a ratificar su intención de ser presidenciable para 2023 y no sólo dio detalles de cómo sería su gobierno si es electa, sino que además prometió aplicar las reformas que necesita el país “sin gradualismo”.

La ex ministra de Seguridad habló en Animales Sueltos, el programa de Alejandro Fantino, que se emite por América, donde entre otras cosas se mostró dispuesta a llevar adelante una reforma laboral pese a la resistencia de la dirigencia sindical y a las presiones del jefe de los Camioneros, Hugo Moyano.

“La Argentina necesita de un carácter, de una personalidad, de una fuerza. La presidencia que viene no será normal, será una presidencia con mucho coraje, que se anime a romper todos los mitos que hay en la Argentina, a romper las trampas que hay en la Argentina, porque no podemos salir y estamos repitiendo los mismos errores”, transmitió la ex funcionaria macrista.

Cuando Fantino le preguntó si estaba confiada de poder llevar adelante los cambios que necesita la Argentina si accede al poder, Bullrich dijo que está “absolutamente segura”. “En el Ministerio de Seguridad no fui gradualista, la jugué a un cambio y en cuatro años lo pudimos mostrar”, se jactó.

En este contexto destacó la necesidad de avanzar en una reforma laboral, ya que según apuntó hay un 40 % de los trabajadores que están contratados de manera precarizada. Se mostró a favor de reemplazar las indemnizaciones por despido por “una cuenta de capitalización”.

Al señalarle que la dirigencia sindical resistirá una reforma en esos términos, la ministra se mostró confiada en que “el mundo sindical no se va a poner en contra porque se dan cuenta que no les queda nada, están destruidos”. Además apuntó que “el 90 por ciento de los argentinos no quiere tener relación con el sindicato y los jóvenes no se quieren afiliar”.

“O el sindicalismo cambia o los vamos a enfrentar”, desafió Bullrich, quien agregó: “No voy a dejar que bloqueen empresas y en el caso de que los tenga que sacar lo vamos a hacer como sea”. “Si vamos a gobernar para no sacar a los que nos tiran las piedras, para eso me quedo en mi casa”, remarcó. 

Un Gobierno chico con ocho ministerios
Al momento de empezar a graficar como sería su administración si es electa presidenta, Bullrich expresó que la Argentina debe “generar un nivel de austeridad, de ruptura de tantos privilegios”. “Será un país menos burocrático”, prometió.

Y en este sentido precisó su ejecutivo será “un gobierno chico”​, que contaría con “ocho ministerios” bajo “un modelo de coordinación”.

​Por eso sugirió que eliminaría tanto los ministerios de Educación y Salud, ya que son áreas que en la actualidad dependen de las provincias.

“No se puede tener un ministerio que nadie te dé pelota. Es una burocracia el Ministerio de Educación”, indicó la exdiputada, para precisar luego de que en su lugar promoverá “una agencia de Educación, donde se pueda pensar la educación y los 24 ministros de Educación generarán los estándares concretos”. “Tenemos que animarnos a cambiar las estatuas”, enfatizó.

Bullrich aclaró que no pensó en mudar la capital del país, pero aclaró que si se hubiera llevado adelante la propuesta de Raúl Alfonsín de llevarla a Viedma, “habría cambiado varias cosas”.

“Si fuera presidenta no quiero vivir en Olivos, quiero hacer las compras y andar en bicicleta”, advirtió la titular del PRO.

Bullrich habló de la convención radical y dejó un mensaje para Larreta
Sobre la decisión de la Convención de la Unión Cívica Radical (UCR) que ratificó su pertenencia a Juntos por el Cambio, la presidenta del PRO elogió los términos del documento que difundieron los radicales y destacó que “está muy bien elaborado, muy bien hecho, tocando todos los puntos de un partido que quiere gobernar”.

En este sentido, la ex ministra señaló que lo resuelto por la Convención “es un primer paso para volver a ser gobierno”. “Ellos lo dicen claramente: quieren un presidente radical, un jefe de Gobierno radical y gobernadores radicales. Dicen ‘no somos más un partido de acompañamiento, queremos ser un partido de poder, algo que es bueno porque pone una buena competencia”, agregó la dirigente, quien resaltó que la UCR tiene “muchos líderes con capacidad de gobernar”.

Consultada sobre la posibilidad de sumar a Sergio Berni a Juntos por el Cambio, Bullrich no lo descartó y dijo: “Los argentinos tenemos que sacar a la Argentina adelante y todo aquel que lo quiera hacer tiene que estar”.

Sin embargo, la exministra aclaró que “con Berni, hay algunas cosas que quedaron pendientes para discutir en serio” y citó, entre ellos, la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, ocurrida durante la gestión de Cristina Kirchner y cuando él era ministro de Seguridad de la Nación.

“Es una tema que está en proceso, hay una nueva investigación que lleva a un homicidio y va a salir el papel que cada uno jugó”, indicó la exdiputada nacional, quien expresó también que “la política tiene que tener mucha verdad porque si se tuvo una conducta no clara hay que explicitar las cosas”.

Más allá del caso Nisman, Bullrich consideró que una posible relación con el ministro de Seguridad bonaerense depende de “un tema de proyectos, de ideas” y recordó que “hoy Berni es parte de un gobierno”. “Hay tantos que están en contra de este gobierno y se quedan en los cargos, es raro”, apuntó.

En otro orden, Bullrich condicionó a Horacio Rodríguez Larreta, quien en su condición de jefe de Gobierno puede utilizar la gestión en la Ciudad para sostener su campaña como candidato presidencial. “Si empezamos a utilizar la caja de la Ciudad, arrancamos mal. Empecemos a no usarla porque es plata de los ciudadanos y está mal”, dijo, por último, Bullrich.

Compartir