Putin asciende al líder checheno, en el frente en Ucrania, a rango de coronel general

Putin asciende al líder checheno, en el frente en Ucrania, a rango de coronel general

“El presidente ruso me concedió el rango de coronel general. El decreto fue publicado (…) Vladimir Vladimirovich (Putin) me informó personalmente de ello y me felicitó”, escribió Kadirov, líder de Chechenia, en Telegram, y agregó que estaba “inmensamente agradecido” por “la alta apreciación de (sus) méritos”.

   

El líder de la república rusa de Chechenia, Ramzan Kadirov, anunció hoy que el presidente ruso Vladimir Putin lo ascendió al rango de coronel general, en momentos en los que las fuerzas de Moscú sufren reveses en su ofensiva en Ucrania.

“El presidente ruso me concedió el rango de coronel general. El decreto fue publicado (…) Vladimir Vladimirovich (Putin) me informó personalmente de ello y me felicitó”, escribió Kadirov en Telegram y agregó que estaba “inmensamente agradecido” por “la alta apreciación de (sus) méritos”.

El rango de coronel general es el tercero más alto en la jerarquía militar rusa, después de la de general de ejército y mariscal.

Kadirov, criticado por los organismos internacionales por las graves violaciones de los derechos humanos en su territorio, ha estado muy activo desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania, donde unidades chechenas luchan junto a las fuerzas regulares rusas.

El Kremlin elogió el pasado lunes la “contribución heroica” del dirigente checheno a la guerra en Ucrania, quien había manifestado su intención de enviar a tres de sus hijos adolescentes a luchar en el país vecino.

Días antes, Kadirov propuso usar “armas nucleares de baja potencia” en la ofensiva en Ucrania, después de que el Ministerio de Defensa ruso informase de la retirada de las tropas rusas en la estratégica Limán, nudo ferroviario del este ucraniano, ante la amenaza de caer en un cerco de las fuerzas de Kiev.

El dirigente checheno culpó al coronel general Alexandr Lapin, responsable de la defensa de la zona, de este fracaso militar por, a su juicio, enviar a combatientes de la autoproclamada República Popular de Lugansk y otras unidades “sin las comunicaciones, suministros y munición necesarios”.

“Si dependiera de mí, le retiraría sus medallas y le enviaría al frente con un fusil de asalto en la mano para limpiar su vergüenza con sangre”, sentenció el dirigente checheno, quien aseguró que “no hay lugar para el nepotismo” en el Ejército.

Compartir