Putin dice que el fin de su ofensiva en Ucrania es acabar con el “enclave antirruso” creado por Kiev

Putin dice que el fin de su ofensiva en Ucrania es acabar con el “enclave antirruso” creado por Kiev

“En el territorio de la actual Ucrania comenzaron a crear un enclave antirruso que amenaza a nuestro país, por lo que nuestros muchachos luchan para proteger a los habitantes del Donbass y a la propia Rusia”, dijo el jefe del Kremlin en una reunión con alumnos en Kaliningrado.

   

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, justificó hoy en Kaliningrado su ofensiva en Ucrania, al afirmar que Kiev ha creado “enclave antirruso” en su territorio que amenaza a Moscú y a las regiones rusoparlantes del este de ese país europeo.

“En el territorio de la actual Ucrania comenzaron a crear un enclave antirruso que amenaza a nuestro país, por lo que nuestros muchachos luchan para proteger a los habitantes del Donbass y a la propia Rusia”, dijo el jefe del Kremlin en una reunión con alumnos en Kaliningrado, el enclave ruso ubicado entre Polonia y Lituania, que fue transmitida en directo por la televisión estatal rusa.

Según el mandatario, Ucrania comenzó en 2014 una guerra contra la población del este ucraniano y de la península de Crimea -anexionada ese mismo año por Rusia- porque no quisieron reconocer el “golpe de Estado” ocurrido entonces en el país.

Putin se refirió así a la revuelta popular en Kiev, que culminó con la partida del entonces presidente ucraniano, Viktor Yanukóvich, actualmente refugiado en Rusia.

“Este no es un tema infantil, pero es bastante comprensible. Contra nosotros empezaron de hecho una guerra que dura ocho años. Nuestra misión y la de nuestros soldados (…) es parar esta guerra, defender a la gente y desde luego defender a la propia Rusia”, sentenció, según consignó la agencia de noticias AFP.

El viaje de Putin a Kaliningrado se produce en un contexto de grandes tensiones en torno a este enclave ubicado a orillas del mar Báltico y entre Polonia y Lituania, miembros de la OTAN, en pleno conflicto en Ucrania.

En junio pasado, Lituania dejó de autorizar el tránsito por su territorio de ciertos bienes en dirección de Kaliningrado como consecuencia de las sanciones decididas por la Unión Europea (UE) en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

Sin embargo, ante las protestas y amenazas de Moscú, la UE acabó pidiendo a Vilna que autorice el tránsito por vía férrea de bienes rusos, salvo material militar.

Moscú anunció el mes pasado el despliegue en Kaliningrado de sus nuevos misiles hipersónicos, un envío que causó “preocupación” en el bloque europeo.

Kaliningrado es un territorio de 225 kilómetros cuadrados ubicado entre Lituania y Polonia que Rusia anexó tras la Segunda Guerra Mundial.

Este territorio se separó del continente ruso tras la desintegración de la Unión Soviética en 1991, cuando Lituania se convirtió en un estado independiente y pasó a ser un enclave dentro de Europa.

Compartir