Gazprom dice que China pagará el gas ruso en rublos y yuanes, mientras sigue la tensión con Europa

Gazprom dice que China pagará el gas ruso en rublos y yuanes, mientras sigue la tensión con Europa

“El nuevo mecanismo de pago es una solución mutuamente ventajosa, oportuna, fiable y práctica”, afirmó en un comunicado el presidente de Gazprom, Alexei Miller, quien espera “un impulso suplementario al desarrollo de nuestras economías”.

   

La empresa energética estatal rusa Gazprom anunció hoy que China empezará a pagarle el suministro de gas en rublos y yuanes en vez de en dólares, mientras que continúan las acusaciones cruzadas entre la Unión Europea (UE) y Moscú tras la reciente suspensión de la entrega de este combustible a Europa, como represalia a las sanciones occidentales por la guerra en Ucrania.

“El nuevo mecanismo de pago es una solución mutuamente ventajosa, oportuna, fiable y práctica”, afirmó en un comunicado el presidente de Gazprom, Alexei Miller, quien espera “un impulso suplementario al desarrollo de nuestras economías”.

Este nuevo acercamiento entre Rusia y China se produce en un contexto tenso con Occidente, más de seis meses después del inicio de la ofensiva rusa en Ucrania.

Entre enero y agosto de 2022, Gazprom extrajo 288.100 millones de metros cúbicos de gas, un 14,6% menos que en el mismo período del año anterior, según datos preliminares publicados el 1 de septiembre.

Sin embargo, China recibió un 60% más de gas desde el comienzo de este año a través del gasoducto Fuerza de Siberia, que une ambos países, informó la semana pasada Miller, quien señaló entonces que la empresa actualizó “varias veces el récord de envíos por día, por encima de los compromisos contractuales de cantidades diarias” a Beijing.

Según el directivo de Gazprom, el mercado chino es el “más dinámico del mundo” y en los próximos 20 años, según las previsiones, el crecimiento del consumo de gas en la segunda potencia mundial será del 40% del consumo mundial.

El pasado febrero Gazprom firmó un nuevo contrato por el que el suministro de gas a China puede aumentar a 48.000 millones de metros cúbicos al año, reportó la agencia de noticias Sputnik.

En ese sentido, Miller informó hoy en una reunión virtual a su homólogo chino del grupo estatal CNPC del avance de los trabajos para enganchar el yacimiento de gas de Kovikta al gasoducto Fuerza de Siberia.

Según Gazprom, dicha conexión, prevista antes de fin de año, permitirá “aumentar el volumen de entregas de gas a China en el año 2023”, mientras que hoy se firmaron además nuevos acuerdos de compra y venta de gas a largo plazo a través de esa ruta.

En tanto, Moscú mantiene desde el pasado sábado la suspensión del suministro de gas a Europa a través del gasoducto Nord Stream, que une a Rusia con Alemania, como respuesta a las sanciones que la UE impuso al Kremlin en el marco del conflicto en Ucrania.

Según denunció hoy la comisaria europea de Energía, Kadri Simson, tras el cierre de ese ducto, Rusia “quema gas”.

“Vemos que Rusia y sus compañías utilizan el gas natural como un arma. Cortaron el suministro hacia Europa pero (…) no tienen otros gasoductos hacia otras regiones del mundo, y sus depósitos subterráneos están llenos”, declaró Simson a la prensa durante una visita a la capital indonesia, Yakarta, con motivo de un encuentro del G20 sobre energía.

“Nuestros satélites han registrado escapes de gas y la quema de gas natural, y eso es muy malo para el medioambiente porque el metano es el segundo gas más nefasto en términos de gas de efecto invernadero”, agregó, según consignó la agencia de noticias AFP.

Europa podría tener que hacer frente a una escasez importante de gas este invierno boreal después de que el gigante ruso Gazprom anunciara el viernes la suspensión total del suministro del gasoducto Nord Stream, vital para el continente.

Si bien funcionarios europeos afirmaron luego que el bloque está “bien preparado” para un cese total del suministro de gas ruso, el ministro de Energía ruso, Nikolai Shulginov, consideró hoy como “altamente improbable” que Europa pueda dejar de lado su dependencia del gas ruso de cara a 2027.

“Para lograrlo, deben estar seguros de que podrían hacerlo de cara a 2027”, manifestó el responsable, antes de agregar que la situación actual “demuestra que no es algo tan sencillo”.

Compartir