Ucrania denuncia “incesantes bombardeos” en el este y Rusia afirma que destruyó armas de EEUU

Ucrania denuncia “incesantes bombardeos” en el este y Rusia afirma que destruyó armas de EEUU

“Toda la línea de frente está bajo un bombardeo incesante”, afirmó el gobernador regional de Donetsk, Pavlo Kirilenko, leal a Kiev, en un mensaje dirigido por la plataforma Telegram.

   

Fuerzas rusas realizaron hoy “incesantes bombardeos” en el este de Ucrania en su intento de conquistar la provincia de Donetsk, indicaron autoridades ucranianas, mientras que el Kremlin informó que destruyó un almacén con armamento enviado por Estados Unidos.

“Toda la línea de frente está bajo un bombardeo incesante”, afirmó el gobernador regional de Donetsk, Pavlo Kirilenko, leal a Kiev, en un mensaje dirigido por la plataforma Telegram.

Las fuerzas rusas afirman controlar toda la provincia de Lugansk, de manera que, si logran avanzar en lo que resta de Donetsk, contarán con la ocupación absoluta de la rica cuenca minera de Donbass, que ya estaba parcialmente en manos de los separatistas prorrusos desde 2014.

En esta provincia, Sloviansk y su ciudad gemela Kramatorsk se anuncian como los próximos objetivos de Moscú a cuatro meses y medio de iniciada la guerra.

En ese marco, el gobernador de Lugansk, Sergii Gaidai, declaró hoy que las fuerzas invasoras “atacan desde varias direcciones” a la provincia lindera.

“Continúan los intentos de penetrar profundamente en la región vecina a lo largo de la frontera administrativa. Están atacando desde varias direcciones”, dijo en su cuenta de Facebook.

“Nosotros intentamos contener sus formaciones armadas a lo largo de la línea del frente (..) pero cuando no pueden avanzar, crean un verdadero infierno, bombardeando todos los territorios posibles”, advirtió en declaraciones reproducidas por la agencia de noticias AFP.

La vice primera ministra ucraniana, Iryna Vereshuk, citada por la prensa, urgió a la población de las zonas ocupadas por los rusos a evacuar por todos los medios, y advirtió que habría “combates masivos”.

En ese marco, el Estado Mayor ucraniano informó hoy de bombardeos rusos en el este y en Jarkov, pero sin ofensiva terrestre, salvo un intento en Dolomitne, cerca de Bakhmut, en el este.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso destacó en su parte del día que destruyó un almacén con armamento enviado por Estados Unidos.

“En las cercanías de la localidad de Chasiv Yar fue destruido con armas de alta precisión un hangar con obuses estadounidenses M-777 de 155 milímetros y hasta 30 combatientes ucranianos que bombardeaban las zonas residenciales de Donetsk”, informó el portavoz de la cartera Igor Konashenkov.

“Los sistemas rusos de defensa antiaérea destruyeron 15 drones ucranianos en el último día”, indicó también el comunicado citado por la agencia de noticias Sputnik.

En tanto, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, advirtió hoy nuevamente sobre los riesgos de una inacción ante la invasión: “Los ojos de todos los movimientos y regímenes políticos agresivos en el mundo están puestos en lo que nos hace Rusia”, escribió en Instagram.

“¿Podrá el mundo llevar ante la justicia a los verdaderos criminales de guerra?”, preguntó, advirtiendo del riesgo de “centenares de agresiones más” si el mundo no reacciona.

En ese marco de respaldo internacional, hasta 10.000 soldados ucranianos llegarán al Reino Unido para un entrenamiento militar especializado que durará varias semanas, informó hoy el Ministerio de Defensa británico.

El titular de la cartera, Ben Wallace, que hoy descartó postularse a reemplazar al primer ministro saliente Boris Johnson, dijo que esta es la “próxima fase” del apoyo de su país al ejército ucraniano, informó el diario británico The Guardian.

“Usando la experiencia a nivel mundial del ejército británico, vamos a ayudar a Ucrania a reconstruir sus fuerzas y aumentar su resistencia mientras defienden la soberanía de su país y su derecho a elegir su futuro”, afirmó Wallace.

El ejército británico usará poco más de 1.000 soldados para ejecutar el programa, que se llevará a cabo en cuatro sitios no revelados del Ministerio de Defensa en el noroeste, suroeste y sureste del Reino Unido.

El Gobierno, que hasta ahora invirtió 2.300 millones de libras esterlinas (unos 2.800 millones de dólares) en ayuda militar a Ucrania, también adquirió rifles de asalto AK para el entrenamiento, de modo que los soldados ucranianos puedan entrenar con las armas que utilizarán en el frente.

Estados Unidos también estuvo brindando capacitación al ejército ucraniano, con oficiales superiores estudiando en Fort Leavenworth en Kansas.

El presidente Zelenski visitó ayer a las tropas locales que defienden la región de Dnipropetrovsk, en el este del país, en un gesto de respaldo simbólico en pleno avance de las fuerzas rusas en el Donbass.

“Gracias por su trabajo y por el heroísmo con el que defienden nuestro país, a las familias ucranianas y la soberanía de Ucrania”, manifestó el mandatario, según unas declaraciones divulgadas por su oficina y recogidas por la agencia Europa Press. Y agregó: “¡Ojalá salgamos victoriosos! ¡Gloria a Ucrania!”.

La visita de Zelenski se da después de que el jueves el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtiera que la ofensiva militar lanzada por su país en Ucrania aún no había empezado “en serio”.

“Todos deben saber que aún no hemos empezado en serio” la ofensiva en Ucrania, dijo Putin durante una reunión con los líderes de los grupos parlamentarios rusos, retransmitida por televisión.

Con información de Télam

Compartir